El proyecto de los partidos de ODCA

El Proyecto político de ODCA se fundamenta en el pensamiento del humanismo cristiano o del humanismo integral integrando los aportes del Humanismo Político de los partidos “populares” y centristas afines.

Nuestro proyecto se denomina “Nuevo Centro Humanista y Reformista”. “Nuevo” porque busca compartir orientar la transformación que se está experimentando en todos los órdenes; “Centro” porque desde allí se puede ser incluyente al máximo; “Humanista” porque interpreta la ubicación del centro en base a los valores de la persona humana; “Reformista” porque propicia los cambios necesarios para alcanzar el mayor grado de progreso posible, a través de amplios diálogos y consensos, sin traumas ni violencias sociales.

La persona humana es el eje del proyecto político que proponemos y nuestra acción política se orienta a promover el desarrollo integral de la persona humana.

Este proyecto parte de la convicción en la dignidad de la persona y en el respeto por los derechos que emanan de la naturaleza humana; por ello en la perspectiva filosófica, es claramente personalista. Busca impulsar el crecimiento personal, para lo cual la libertad es esencial, la democracia es indispensable, la igualdad de oportunidades es una condición, la vida en comunidades es una necesidad y el Estado debe tener la capacidad y la eficiencia que le permitan cumplir con su papel, tanto subsidiario como solidario, de cara al bien común.

En ese sentido nuestro Proyecto Humanista formula una propuesta integral: en lo político, en lo económico, en lo social y en lo cultural. En lo político, propugna una sociedad libre y democrática; en lo económico, la economía social de mercado; en lo social, una sociedad equitativa con una opción preferencial por los pobres; y en lo cultural una sociedad justa, plural y diversa.

Nuestro Proyecto Humanista orienta a la acción política en estas dimensiones al logro de un solo objetivo: la plena realización de la persona humana.

Estamos convencidos de que es la corriente demócrata cristiana y popular la que tiene en su seno los valores y principios sobre los cuales construir propuestas más adecuadas para gobernar el proceso de cambios del siglo XXI. Construir un Globo habitado y habitable con, por y para personas, y hacer que el Globo sea un Mundo humano. Ese es nuestro desafío y ese es el reto que esperamos vencer

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here